Té rojo ¿Para qué sirve? Beneficios y propiedades

0
424
Té Rojo: para qué sirve, beneficios y propiedades

Conociendo el té verde y el té negro, muchos nos preguntamos ¿Para qué sirve el té rojo? Y es que este gran té pasa desapercibido en los lugares donde estamos habituados a tomar otros tipos de té. El té rojo chino sirve para múltiples propósitos, desde bajar de peso hasta desintoxicar el organismo en dietas de té por sus grandes propiedades diuréticas.

El té rojo chino se diferencia de los demás porque se deja añejar en barricas de bambú por décadas, de hecho, el té que supera los 20 años de añejamiento suele tener un precio muy elevado. Suele comercializarse en forma de esferas compactas, tortas o ladrillos y es recolectado de una variedad de árboles antiguos de té conocidos como “hoja de té amplia” estas hojas deben estar maduras ya que contienen una composición química distinta a la de otras variedades de té. Los recolectores de té rojo solo adquieren sus hojas de una “montaña de té” (zona donde crece este tipo de té de forma natural) para evitar mezclarlo con otro tipo de hojas.

Propiedades

De esta planta podemos destacar las siguientes propiedades:

  • Anticancerígeno.
  • Diurético.
  • Desintoxicante
  • Digestivo
  • Aumenta el metabolismo
  • Previene infecciones

Beneficios del té rojo

Debido a estas propiedades los beneficios del té verde son los siguientes:

Diurético y desintoxicante: El té rojo es uno de los desintoxicantes más poderosos de la naturaleza, pues mejora el metabolismo hepático logrando que el hígado elimine todas las toxinas peligrosas de forma más rápida y segura.

También estimula la función de los riñones permitiendo eliminar a través de la orina las toxinas de nuestro organismo con el fin de depurar la sangre.

Gracias a estos beneficios el te rojo adelgaza pues ayuda a eliminar los depósitos de líquidos que solemos retener en nuestro cuerpo.

Rico en antioxidantes: Por su gran concentración de antioxidantes el te rojo evita la formación de tumores y células cancerígenas así como combate la esclerosis y otras enfermedades inflamatorias.

El té rojo es ideal para adelgazar: Consumir una taza o dos de té rojo al día ayuda a acelerar nuestro metabolismo, reduce los niveles de azúcar en la sangre, elimina los depósitos de grasa en nuestro cuerpo y reduce los niveles de colesterol LDL en nuestro cuerpo, esto previene la aparición de enfermedades cardíacas y problemas cerebrovasculares.

Al acelerar nuestro metabolismo el cuerpo quema más calorías con las actividades diarias. Al reducir los niveles de azúcar en sangre no sólo se previene la diabetes sino que además se previene la formación de nuevos depósitos de grasa.

Y además favorece el proceso de termogénesis, generando más calor en el organismo, este calor nos permite perder hasta un 15% más de grasa que otros tés como el té verde.

Favorece la digestión: Luego de una comida copiosa una taza de té rojo promueve la secreción de los jugos gástricos lo que favorece la metabolización de los alimentos consumidos. Este beneficio también favorece la pérdida de peso y para notar un cambio es recomendable tomar el té media hora antes de comer.

Mejora la actividad del sistema nervioso: El té verde favorece las funciones del cerebro, lo que no ayuda a combatir el estrés, la depresión, la ansiedad y otros problemas asociados.

Fortalece el sistema inmune: El té rojo previene infecciones al fortalecer y aumentar la concentración de linfocitos en la sangre. Esto previene además enfermedades respiratorias como gripe, resfriados y neumonía.

En el embarazo muchos no recomiendan el consumo de té rojo, puedes tomarlo en pequeñas cantidades, aunque no es del todo recomendable, lo mejor que puedes hacer es tomar té rojo de frambuesa pues esta avalado por la Asociación Americana del embarazo, según este té previene las náuseas y facilitará el parto.

Cómo tomar té rojo

Esta planta se puede tomar de varias maneras:

En infusión con bolsitas:

Coloca agua a hervir en una tetera, cuando rompe hervir coloca la bolsita y deja hervir por 4 minutos más. Cuando pasen los cuatro minutos apaga el fuego y  deja la bolsita un minuto más, escurre la bolsa para sacar las últimas gotas de té.

En infusión a granel:

En este caso agregas directamente el té al agua cuando esta rompa a hervir, sigues el mismo procedimiento mencionado arriba y cuelas el agua.

Té rojo en capsulas

Esta versión del té rojo es ideal para aquellos que no tienen tiempo para preparar la infusión o no les gusta el sabor de esta. Pueden conseguir las capsulas en herbolarios o tiendas naturistas, la dosis será recomendada por el farmaceuta.

Té rojo con canela

Esta mezcla de té rojo con canela es ideal para perder peso ya que ambos activan el metabolismo. Puedes preparar el té rojo como siempre, sólo que agregaras una ramita de canela junto al té cuando el agua rompa a hervir.

Otra opción para darle un empujón a tu metabolismo es tomar té rojo con jengibre.

Té rojo con limón

Agregar unas gotas de limón a tu taza de té rojo le brindará mayores propiedades antioxidantes y se convertirá en una cura perfecta para resfriados y gripes.

Té rojo y pomelo

Esta es una muy mala combinación, el pomelo aumenta los niveles de teína del té rojo aumentando la potencia de los posibles efectos adversos a los que tu organismo esta predispuesto a sufrir al consumir té rojo.

En ayunas

Tomar una taza de té  rojo en ayunas pondrá a andar tu metabolismo y activará tu digestión haciendo más fácil la metabolización del desayuno.

Con leche

Aunque deliciosa, esta mezcla reduce las propiedades antioxidantes del té rojo.

Gelatina

Agrega el té a la gelatina sin sabor y disfruta de un postre saludable.

Batido de té y fresas

Mezcla el té y fresas y licúa en una trituradora o licuadora. Este batido es delicioso y muy aromático.

Para la dieta

Toma té rojo con canela o jengibre rallado media hora antes de las comidas o antes de ir al gimnasio.

Si buscas perder peso recuerda endulzar tus bebidas con miel, azúcar moreno o con edulcorantes naturales bajos en calorías.

Contraindicaciones

Esta clase de té no debe ser consumido por personas hipertensas, embarazadas, lactantes y personas anémicas ya que puede provocar:

  • Hipertensión.
  • Nerviosismo.
  • Taquicardia.
  • Malformaciones en el feto.
  • Insomnio.

 

Dejar respuesta