Para qué sirve la moringa. Todos sus beneficios.

0
591
Hojas de moringa.

¿Qué es la moringa? Seguramente has escuchado hablar de esta planta, se ha vuelto muy famosa en los últimos días. Es un árbol originario de la India, es de rápido crecimiento y alcanza los 3 metros en su primer año de vida. La Moringa o Ben germina en cualquier tipo de suelo, sus ramas son largas y cuelgan, cuenta con hojas opuestas de color verde claro, sus flores son blancas y abundantes (la planta empieza a dar flores a los 7 meses de haber germinado) y da lugar a una vaina alargada donde se resguardan unas 20 semillas de color marrón.

¿Para que sirve la moringa?

Esta planta medicinal aporta grandes beneficios, sus hojas, flores y semillas son valiosas para el ser humano y son utilizadas con propósitos medicinales y de belleza.

La moringa en general sirve para:

  • Aumentar las defensas del cuerpo.
  • Ayuda a reducir las inflamaciones asociadas a enfermedades crónicas.
  • Controla y reduce los niveles de azúcar en sangre.
  • Controla y reduce los niveles de colesterol LDL.
  • El sistema circulatorio se encontrará más saludable.
  • Elimina o reduce las arrugas y líneas de expresión.
  • Es rica en antioxidantes.
  • Favorece la digestión.
  • Mantiene nuestras células sanas.

La composición química de esta hierba mágica se puede evaluar según aquellas partes que sean de nuestro interés.

Composición de las hojas

100 g de hojas de Ben contienen:

Energía 65 kcal
Proteínas 9.40 g
Grasas 1.40 g
Fibra 2 g
Carbohidratos 8.28 g
Agua 78.66 g
Vitaminas
Vitamina A 378 μg
Vitamina C 51,7 mg
Vitaminas del complejo B
Vitamina B1 0.257 mg
Vitamina B2 0.660 mg
Vitamina B3 2.220 mg
Vitamina B6 1.200 mg
Minerales
Zinc 0.60 mg
Sodio 9 mg
Potasio 337 mg
Magnesio 147 mg
Hierro 4 mg
Fósforo 112 mg
Calcio 185 mg

 

Composición de las semillas

100 g de semillas contienen:

Energía 65 kcal
Proteínas 2,5 g
Grasas 0,1 g
Fibra 4,8 g
Cenizas 2,0 g
Carbohidratos 8,5 g
Agua 86,9 g
Vitaminas
Vitamina A 184 UI
Vitamina B1 0,2 mg
Minerales
Yodo 1,8 µg
Hierro 5,3 mg
Fósforo 110 mg
Cobre 310 µg
Calcio 30 mg

 

Beneficios de las hojas de moringa

Las hojas de moringa cuentan con grandes proporciones de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, el consumo de estas hojas sirve para complementar cualquier deficiencia en nuestra dieta diaria. Podría decirse que las hojas de moringa son un “superalimento”

Las hojas de ben contienen gran cantidad de antioxidantes como las vitaminas C y A y el ácido clorogénico, esto le permite proteger nuestra visión de la acción de los rayos UV y de padecer ceguera nocturna y mantener nuestra piel joven y tersa. El ácido clorogénico regula los niveles de azúcar y previene el desarrollo de la diabetes tipo II. Para disfrutar de esto debes consumir una cucharadita y media de hojas molidas de moringa.

Si sufres de asma o artritis puedes sentir alivio al consumir las hojas pues contienen isotiocianatos, flavonoides y ácidos fenólicos, sustancias antiinflamatorias naturales que, junto al tratamiento recetado por tu médico, aliviarán tus problemas.

Hojas de moringa para adelgazar

Las hojas de ben reducen los niveles de colesterol LDL y limpian nuestros intestinos, liberándolos de las grasas nocivas para nuestra salud pero que son tan comunes en nuestra dieta. De esa manera, siguiendo una dieta balanceada, las hojas de moringa te ayudarán a bajar de peso.

Antitoxina

Si consumes alimentos conocidos por estar contaminados con arsénico (arroz y agua) las propiedades de las hojas de ben te ayudarán a contrarrestar los efectos de este químico toxico.

Beneficios de las semillas de moringa

Las semillas de este árbol son también consideradas un suplemento alimenticio pues contiene todos los ácidos grasos esenciales (omega 3, 6 y 9) y el valioso aceite de moringa en su estado más natural.

Para bajar de peso

Las semillas regulan los niveles de azúcar en sangre y desintoxican nuestro organismo. Sin embargo, deben ser consumidas con cautela y en pequeñas cantidades pues pueden eliminar del organismo sustancias necesarias.

Las semillas también eliminan las grasas dañinas de nuestro organismo.

Purifican el agua

Si en algún momento te encuentras en una situación de necesidad puedes utilizar semillas de moringa para purificar el agua que utilizarás para beber.

Beneficios de las flores de moringa

Tomar infusiones de flor de moringa tiene efectos similares al té de manzanilla:

  • Elimina parásitos intestinales.
  • Alivia problemas urinarios e inflamaciones.
  • Combate infecciones del tracto urinario y digestivo.

¿Cómo tomamos la moringa?

Dependiendo de la parte que desees consumir existen múltiples formas de aprovecharla:
¿Cómo consumir las hojas?

Enteras

Puedes consumir las hojas enteras en ensaladas o mezcladas con jugos. Debes empezar consumiendo 5 diarias y paulatinamente elevarás la dosis hasta 10 hojas.

Para preparar té de moringa primero debes dejar hervir el agua, la apartas del fuego y agregas las hojas, dejas reposar unos 5 minutos, cuela la infusión y endulza con miel.

Molidas

Si mueles algunas hojas de moringa puedes agregarlas como aderezo para jugos, sopas, ensaladas y demás alimentos. Procura agregar en poca cantidad para no arruinar el sabor de tus alimentos. Al igual que con las hojas enteras, debes habituar a tu organismo al consumo, primero debes agregar solo media cucharadita diaria durante el desayuno por cinco días, luego aumenta la dosis a una diaria, luego a cucharadita y media y así hasta llegar a dos cucharaditas diarias en cualquier momento del día.

Las hojas deben ser consumidas de la siguiente manera:

  • Durante el desayuno para aprovechar sus propiedades energizantes.
  • Para combatir los antojos consume durante el almuerzo.
  • Efectos sedantes y una digestión ligera, consume durante la cena.
  • No cocines las hojas de moringa ni el polvo, las altas temperaturas destruyen los nutrientes.
  • No la tomes nunca en ayunas.

Cápsulas

Puedes adquirirlas en herbolarios. Inicia consumiendo sólo una durante el desayuno, ve aumentando la dosis poco a poco hasta alcanzar la dosis recomendada de tres capsulas diarias, una luego de cada comida.

Contraindicaciones

No consumas moringa si:

  • Estas embarazada o en periodo de lactancia ya que no se ha demostrado su efecto sobre el feto o el bebé.
  • Padeces hipoglucemia.
  • Sufres de coágulos en la sangre.

Efectos secundarios

Si no respetas las dosis y los tiempos de adaptación de tu cuerpo a la moringa puede que sufras de:

  • Nauseas.
  • Diarrea.
  • Acidez.

La moringa tiende a ser irritante sobre el estómago si no estás habituado a consumirla.

 

Dejar respuesta