Chía ¿Para qué sirve? Beneficios y Recetas

0
430
Qué es y para que sirve la Chía

La chía es una semilla muy apreciada por su valor nutricional y su capacidad para hacernos perder peso. La chía sirve para complementar nuestra dieta si sentimos que esta es deficiente. Es consumida por el hombre desde tiempos antiguos por sus beneficios y propiedades. El consumo regulara de esta semilla fresca aporta antioxidantes y minerales a nuestro organismo.

¿Qué es la chía?

La chía proviene de una planta herbácea de nombre científico “Salvia Hispánica L” la cual puede alcanzar hasta 1 metro de alto. Su cultivo es anual obteniendo una sola cosecha a final del verano. La chía no es más que una semilla de 2 mm de largo por 1,5 de ancho, de forma ovalada y de cascara lustrosa, muy similar a la linaza.

Propiedades de la semilla de chía

Es denominada un superalimento por su alta concentración de vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes.

Composición

Cada 100g contienen:

  • Calorías: 49 cal.
  • Omega 3:1,7 g, | Omega 6: 5,8 g.
  • Grasas: 3g.
  • Calcio: 63 mg.
  • Magnesio: 34 mg.
  • Folatos: 11 mcg.
  • Glúcidos 4 g.
  • Proteínas: 2 g.
  • Vitamina B1: 0,6 mg.
  • Vitamina B2:0,17 mg.
  • Vitamina B3: 8,83 mg.
  • Vitamina B5:0,94 mg.
  • Vitamina B9: 11,5 mg.
  • Vitamina C: 1,6 mg.
  • Hierro: 7,72 mg. | Potasio: 407 mg. | Sodio: 16 mg. | Zinc: 4,68 mg. | Cobre:1,66 mg | Manganeso: 1,36 mg.

Calorías: 49 kCal/100g.

Es saciante: Su consumo en ayunas nos da una sensación de saciedad que impide que comamos de más en el desayuno.
Digestiva: Fomenta la digestión por su alto contenido en fibra natural.
Antioxidante: Contiene agua y metanol, sustancias antioxidantes naturales.
Es rica en aceites esenciales: contiene omega 3, omega 6 y omega 9.
Es antiinflamatoria.

¿Qué beneficios tiene la chía?

Beneficios para adelgazar

La chía tiene propiedades saciantes que te permiten adelgazar al obligarte a comer menos sin que lo notes. El consumo de semilla de chía no engorda, pues so aporte calórico y de grasas es muy pequeño.
Puedes consumir la chía en ayunas o antes de comer para bajar de peso más fácilmente. Pues al entrar en contacto con los líquidos forma un gel que facilita la digestión y el transito intestinal. Esto se traduce en una mayor absorción de nutrientes y una expulsión más eficiente de los elementos dañinos de nuestra dieta.

Es beneficiosa para los diabéticos

Retrasa la absorción de azúcar en el intestino, por lo que es una gran aliada para las personas que sufren de diabetes.

Beneficiosa para quienes sufren del colesterol alto, hipertensión y triglicéridos.

Por contener ácidos grasos esenciales la chía nos permite mejorar nuestro metabolismo, lo que nos ayuda a controlar el colesterol LDL y el nivel de triglicéridos en sangre. Su contenido de potasio ayuda al flujo de los líquidos en nuestro organismo, facilitando el movimiento de la sangre por las arterias.

Beneficiosa para las personas que sufren de enfermedades inflamatorias.

Si sufre de asma, artritis o reuma, consumir semillas de chía aliviará su afección. También, su contenido de antioxidantes destruirán los radicales libres responsables de las inflamaciones en sus articulaciones, músculos y demás órganos del organismo.

Dile adiós al estreñimiento

La semilla de chía es una fuente completa de fibra soluble, por lo que asegurará un buen movimiento intestinal y una correcta deposición de las heces.

Es ideal para celíacos

No contiene gluten por lo que puedes consumir postres a base de chía sin ningún problema.

Previene el cáncer de colon

Al limpiar y proteger los intestinos, la chía previene el cáncer de colon y de estómago.

Beneficiosa para deportistas

Absorben el agua, por lo que pueden mantenerte hidratado por más tiempo sin sentir esa molesta sensación de agua moviéndose en tu estómago. La semilla de chía también aporta gran cantidad de energía al organismo, y por si fuera poco ayuda al aumento de la masa muscular y a su recuperación luego de un entrenamiento intenso.

¿Cómo consumimos la chía?

Se puede consumir naturalmente con:

Agua

Tomamos los 25 gramos recomendados por día de chía y los vamos consumiendo en su forma natural, luego tomamos un vaso de agua.
Dejamos remojar la chía en agua durante la noche y bebemos su agua, y las semillas, al despertar.

Con limón.

Agrega limón al agua y licúa con 25 gramos de chía, puedes endulzar con miel para disfrutar de un delicioso refresco a mitad de mañana. NO dejes reposar el limón por la noche, puede ocasionar problemas digestivos. El agua de chía con limón aporta el doble de antioxidantes, mejora el sistema inmune y ayuda a adelgazar más rápido.

Se puede preparar con leche o yogurt.

Podemos mezclar la chía y la leche en la licuadora o bien, podemos mezclarla con yogurt o agregarla a nuestro cereal favorito y consumirla en el desayuno.

En capsulas.

Tome la dosis recomendada por el farmaceutico.

Aceite de chía

Una o dos cucharadas al despertar.

Harina de chía

Para fabricar postres aptos para celíacos.
Es conveniente recalcar que el consumo de chía puede ser pesado para el organismo, se recomienda empezar a consumirla a partir de los 5 g e ir subiendo la dosis de forma semanal hasta alcanzar los 25 g recomendados.

Contraindicaciones

Debemos consultar a un médico antes de consumir chía si:
• Estamos medicados contra la hipertensión.
• Si padecemos de hipotensión.
• Si se padece de diverticulitis.
• Si se es alérgico a la chía.
• Si tenemos el estómago sensible.
Entre los efectos secundarios por consumo de chía se tiene:
• Desfallecimiento.
• Mareos.
• Dolor de estomago.
Estos efectos ocurren si se consume chía a pesar de padecer las afecciones nombradas anteriormente.

Recetas con chía

Finalmente, si deseas disfrutar de los beneficios de esta semilla, prueba estas dos deliciosas recetas:

Ensalada de frutas

Ingredientes

• Medio melon
• Un cuarto de sandía
• Una mandarina.
• Jugo de un limón.
• 1 taza de fresas.
• 1 mango.
• Dos cucharadas de miel o al gusto.

Preparación

Lava y pica muy bien los ingredientes, mézclalos en un bol. Aparte mezcla la miel, el limón y la chía, esparce la mezcla sobre la ensalada y disfruta de una bomba energética y saludable. Si queda muy ácido mezcla muy bien, el agua de la sandía llegará a diluirlo.
Esparcir dos cucharaditas sobre las ensaladas de frutas, cereales o batidos y a comer :).
De esta manera aumentas tu consumo de fibra, favoreciendo al tránsito intestinal.

Helado de menta con chía

Ingredientes

• 1 taza de leche descremada
• 5 hojas de menta o al gusto.
• Miel o edulcorante natural.
• Una cucharada de chía.

Preparación

Lava muy bien las hojas de menta, si tienes una planta de menta en tu casa corta las hojas a ¼ del tallo, para preservar los aceites esenciales de la hoja dentro de ella.
Licúa las hojas junto a la leche y el edulcorante o la miel, recuerda que al congelar se pierde el sabor dulce, por lo que puede que tengas que agregar un poco más de edulcorante o miel. Cuela la mezcla y llévala a congelar en un envase de metal.
Saca la mezcla y remuévela cada hora hasta que obtengas la consistencia deseada.
Sirve tu helado y a modo de topping agrega las semillas, estas saben como las nueces pero tienen mucha menos grasa, por lo que serán el complemento ideal para este delicioso postre.


Si te interesa probarla, nosotros estamos usando esta, y nos ha encantado.

Y esto fue todo sobre la chía, aún se están realizando estudios sobre esta poderosa semilla, quizás en algunos años conozcamos más beneficios y propiedades de la chía, y nosotros te las contaremos.

Nuestra receta
Receta
Helado de menta con chía
Fecha
Tiempo de preparación
Tiempo total
Valoración
5 Based on 1 Review(s)

Dejar respuesta