Para qué sirve la miel. Propiedades y beneficios.

0
240
Para qué sirve la miel

La miel es una sustancia que ha sido utilizada desde tiempos remotos para endulzar los alimentos, como remedio a algunas enfermedades y como sustancia cosmética que sirve para incrementar la belleza y lozanía de la piel.

¿Qué es?

Es una sustancia dulce, un fluido viscoso producido por las abejas a partir de la mezcla del néctar que succionan de las flores (o secreciones de otros insectos) y sus secreciones corporales, particularmente de su saliva, que contienen una enzima denominada invertasa.

Las propiedades químicas, físicas y organolépticas de cada miel vienen definidas por el néctar que recojan las abejas. La miel es considerada un superalimento.

Tipos

Según su origen vegetal la miel se puede clasificar de la siguiente manera:

  • Miel de flores: es aquella que todos conocemos, es fabricada por las abejas a partir del néctar de las flores. La miel de flores es transparente y se solidifica cuando se alcanzan temperaturas por debajo de los 14ºC. Se distingue entonces una subclasificación:
    • Monofloral: La abeja toma el néctar de un único tipo de flor. Este proceso es controlado por el apicultor. Las flores más comunes sin las del romero, castaño, azahar, tilo, eucalipto, acacia, lavanda y otras.
    • Multifloral: Proviene del néctar de varias flores, es una miel con muchas propiedades y sabores diferentes.
    • De la sierra o de montaña, y del desierto: Son mieles especiales fabricadas únicamente con las flores de esos entornos.
  • Miel de mielada o mielato: Es fabricada por las abejas a partir de las secreciones dulces de otros insectos como cochinillas y pulgones, los cuales succionan la savia de abetos, pinos, alcornoques y encinas. Es una miel poco dulce, con un olor y sabor diferentes. Es muy apreciada por sus propiedades medicinales.

Composición de la miel

Normalmente 100g. de cualquier tipo de miel contiene los siguientes porcentajes de compuestos valiosos para el ser humano:

Componente Proporción
Agua 14 – 22 %
Fructosa 28 – 44 %
Glucosa 22 – 40 %
Maltosa 2 – 16 %
Sacarosa 0,2 – 7 %
Otros azúcares 0,1 – 8 %
Proteínas y aminoácidos 0,2 – 2 %
Ácidos orgánicos.

Enzimas.

Hormonas.

Vitaminas

A, C, D, B1, B2, B3, B5 y B6

0,5 – 1 %
Minerales

Cobre, magnesio, potasio, sodio, hierro, fósforo, calcio, yodo y manganeso

0,5 – 1,5 %
Cenizas 0,2 – 1,0 %

Propiedades

Digestiva: Contiene enzimas que facilitan la digestión.

Conservante: Agregar miel a pasteles y postres permite que conserven sus propiedades por más tiempo.

Antihistamínica: Ayuda aprevenir y controlar alergias.

Cicatrizante: Contiene glucosa oxidasa, una sustancia que facilita el cierre de las heridas

Energizante: Contiene gran cantidad de azúcares, ideales para producir energía rápida.

Antimicrobiana y antiséptica: La miel no permite el crecimiento de microorganismos ya sea sobre ella o sobre el lugar donde se encuentre, además, destruye las bacterias nocivas.

Beneficios

  • La miel tiene múltiples usos y beneficios, permite endulzar de forman natural los alimentos permitiendo su conservación.
  • Si endulzamos nuestro desayuno con miel aseguraremos una fuente de energía sana para comenzar nuestro día.
  • Mejora la digestión de los alimentos, permitiendo que aprovechemos mejor los nutrientes.
  • Contiene vitaminas y antioxidantes necesarios para mantener la juventud de nuestro cuerpo y de las células.
  • Suaviza la piel y limpia los poros, elimina cicatrices e impide el crecimiento de manchas solares y lesiones en la piel.
  • Protege de infecciones.
  • Ofrece alivio sintomático del resfriado común, esto es, combate el dolor de garganta y la tos y libera las vías respiratorias. Debido a su textura, sabor y propiedades antimicrobianas la miel es un remedio efectivo contra una garganta dolorosa. Para sentir un alivio mayor se recomienda mezclar miel con té de hojas de cebolla, una cebolla o jugo de limón.
  • No caduca, sobre la miel no pueden crecer hongos ni bacterias debido a su escaso nivel de humedad. En la antigüedad se utilizaba como conservante para evitar la putrefacción de los cadáveres.
  • Es sedante, la miel de abejas permite calmar el organismo y de esa forma asegurar un descanso completo durante la noche.
  • Permite un adecuado movimiento de los intestinos, lo que la convierte en un laxante suave natural.
  • Facilita la expulsión de líquidos de nuestro organismo por sus propiedades diuréticas.
  • Se recomienda tomar una cucharada de miel antes de salir de casa, para contar con un estimulo energético mayor que el del café.
  • Combate las úlceras gástricas.
  • Ayuda a curar heridas y quemaduras debido a sus propiedades antisépticas y cicatrizantes.
  • Aumenta la población de la flora bacteriana en nuestro intestino.
  • Fortalece el sistema inmune.
  • Reduce los niveles de colesterol LDL por lo que previene problemas cardíacos.

¿Cómo consumo la miel?

Puedes utilizarla para endulzar tus postres y alimentos. Puedes endulzar con ella tu té, sólo procura que este se encuentre fresco pues si agregas la miel cuando se encuentre caliente eliminarás muchas de sus propiedades.

Es recomendable consumirla en ayunas para proteger nuestro sistema digestivo y ponerlo en marcha.

  • Mezcla una cucharadita con unas gotas de limón y bicarbonato de sodio para tratar aftas en la boca.
  • Toma una cucharada antes de dormir si tienes gripe o resfriado, no sólo te ayudará a dormir sino que combatirá la molesta tos.
  • Prepara mascarillas de miel y avena o miel y frutas para tu rostro. Encontrarás que lucirás una piel suave, limpia e hidratada en poco tiempo.
  • Cura quemaduras poco graves con miel fresca.
  • Toma una cucharada como una merienda rápida.

Dato curioso

La miel obtenida a partir de las flores de rododendros y azaleas es venenosa para el ser humano. Es una miel muy rara ya que son flores de difícil acceso para las abejas y estas prefieren tomar el néctar de flores más sencillas y atractivas.

Contraindicaciones

  • No puede ser consumida por niños menores de un año por el riesgo severo que presentan de sufrir de botulismo o de alergias alimentarias.
  • No puede ser consumida por personas que sufran de diabetes.
  • No es adecuada en dietas para perder peso.

Dejar respuesta