Hierba de Trigo – ¿Para qué sirve?

0
308
Propiedades hierba de trigo

El trigo es un cereal cuyas propiedades nutricionales son conocidas desde el inicio de la civilización, siendo mencionado hasta en la biblia como uno de los principales alimentos consumidos por el hombre. En general suele utilizarse su grano del cual procede la harina con la que se elabora el pan. Pero numerosas investigaciones han demostrado que la hierba que crece de la semilla de esta planta (cotiledones) contiene una importante cantidad de vitaminas y minerales con aplicaciones beneficiosas en diversas condiciones y patologías.

La hierba de trigo forma parte de las familias de las gramíneas y proviene de la planta de trigo común (Triticum aestivum) que crece en las zonas frías de América y Europa . Se utiliza casi desde mediados del siglo XX como un medicamento herbal para tratar enfermedades como la talasemia, una forma grave de anemia y el síndrome mielodisplásico, una afección que causa daños en las células producidas por la médula ósea.

Nutrientes de la hierba de trigo

Investigaciones realizadas han demostrado que el pasto de trigo es rico en una enorme cantidad de elementos que además de nutrir al organismo, tienen propiedades que favorecen las funciones biológicas de los diferentes procesos que se llevan a cabo en el cuerpo. Entre estos compuestos tenemos:

Antioxidantes

Son sustancias que reducen los efectos del estrés oxidativo, que es un desequilibrio producido por el incremento de los radicales libres en el organismo, a los cuales los estudios les atribuyen la responsabilidad de originar numerosas enfermedades y padecimientos, incluyendo el proceso de envejecimiento, afecciones degenerativas y el cáncer. Entre las sustancias antioxidantes contenidas en la hierba de trigo se encuentra la vitamina C, que además de ayudar a reforzar el sistema inmune, participa en la regeneración de los tejidos y la cicatrización de heridas e interviene en la síntesis de colágeno, principal integrante de todos los tejidos del cuerpo. Contiene también vitamina E, que no sólo es un poderoso antioxidante sino que también dilata los capilares favoreciendo la circulación sanguínea, disminuyendo el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares o infartos. Es también rica en bioflavonoides, pigmentos que le dan su color carecterístico a las frutas y vegetales y que son poderosos agentes que defienden a las células contra el ataque de los radicales libres.

Aminoácidos

Los aminoácidos son la base de las proteínas. Ejercen múltiples e importantes funciones en el organismo, como la formación de tejidos y músculos, la generación de los anticuerpos y como fuente de energía para que las células puedan realizar sus actividades de manera eficiente. El pasto de trigo contiene 17 aminoácidos diferentes, entre los que se encuentran:

  • Ácido aspártico que interviene en el correcto funcionamiento del sistema nervioso y el endocrino.
  • Arginina, que incrementa el flujo sanguíneo y favorece el correcto funcionamiento del corazón.
  • Alanina. Este aminoácido forma parte de la estructura de los genes y las proteínas. Participa en la síntesis de la glucosa, necesaria para el funcionamiento de las células del cuerpo.
  • Glicina que participa en la producción de colágeno.
  • Glutamina, aminoácido que incrementa la masa muscular.
  • Histidina, fundamental para proteger las estructuras nerviosas.
  • Valina, un aminoácido que no es producido por el cuerpo de manera natural y que es imprescindible pues interviene en el proceso de formación y regeneración de los tejidos y los músculos.
  • Triptófano, el cual participa activamente en el correcto funcionamiento del sistema nervioso, con un efecto calmante que ayuda a combatir trastornos como el insomnio, la ansiedad y la depresión. Este compuesto ha demostrado ser muy exitoso para combatir la migraña y para reforzar el sistema inmune además de intervenir en el mecanismo del control del apetito por lo que debe incluirse en la dieta si se desea perder peso.

Vitaminas

El pasto de trigo es rico en vitaminas pertenecientes al complejo B, fundamentales en los procesos relacionados con el desarrollo muscular, la producción de glóbulos rojos, la síntesis de proteínas, el metabolismo de los carbohidratos, la protección de las estructuras de los nervios, entre otras. Esta hierba contiene a su vez vitamina K, que interviene en el proceso de coagulación de la sangre.

Minerales

Esta planta es rica en una gran variedad de minerales, como el calcio, componente principal de los huesos y los dientes, además de ser un elemento muy importante en el control del ritmo cardíaco del corazón. Contiene potasio, que ayuda a mantener el equilibrio electrolítico del cuerpo y participa junto con el calcio en el control de el ritmo cardíaco.

También es una importante fuente de zinc, necesario para la regeneración de los tejidos y la síntesis de colágeno. El magnesio es otro elemento que está presente en la hierba de trigo y que, en combinación con la vitamina D, permite la absorción del calcio en los huesos.

Posee altas concentraciones de selenio, un mineral que cuenta con importantes propiedades antioxidantes, así como fósforo, integrante de todas las células del cuerpo y de procesos tan importantes como la formación de los huesos y los dientes, el metabolismo de los lípidos y los carbohidratos y el funcionamiento del corazón y los riñones. Esta hierba es rica en cobre, otro mineral que permite la adecuada asimilación de los carbohidratos y la formación de las estructuras óseas, además de favorecer la actividad del sistema nervioso central. Contiene manganeso el cual garantiza la producción de hormonas sexuales y proporciona numerosos beneficios al cerebro, pues ayuda a mejorar la memoria, la concentración y el estado de ánimo, además de disminuír la fatiga y  combatir la depresión.

Terpenos

Los terpenos son compuestos orgánicos  que actúan como precursores de otras sustancias fundamentales, como la vitamina A. La hieba de trigo contiene terpenos como el cariofileno, que tiene propiedades antiinflamatorias y antifúngicas y amirina, que ayuda a estimular la secreción de la bilis y favorecer el trabajo del hígado.

Hidratos de Carbono

Los hidratos de carbono son sustancias necesarias para el funcionamiento de las células. La hierba de trigo es fuente de compuestos como el escualeno, un hidrato de carbono necesario en la síntesis de sustancias como el colesterol, componente principal de las membranas celulares y que además interviene en la producción de las hormonas esteroideas encargadas de activar un gran número de procesos biológicos (el crecimiento y el desarrollo del cuerpo, el metabolismo de las proteínas, etc.). El colesterol también es necesario en la síntesis de vitamina D, la cual participa en la absorción de calcio en los huesos.

Esteroles

Son sustancias químicas que cumplen diversas funciones en el cuerpo, entre ellas la producción de algunas hormonas. El pasto de trigo contiene esteroles como el gamma-sitosterol, una sustancia muy efectiva para eliminar la grasa del organismo, con lo cual se evita su acumulación en las arterias y se favorece el adecuado flujo sanguíneo.

Enzimas

Las enzimas son compuestos encargados de catalizar las reacciones químicas de los procesos metabólicos que ocurren en el cuerpo. La hierba de trigo es rica en enzimas que facilitan la digestión de las grasas, lo que ayuda al cuerpo a asimilar los alimentos, eliminando síntomas como la pesadez estomacal, la acidez y los gases. Entre estas enzimas se encuentran la pancreatina, la amilasa, la lipasa y la proteasa.

Clorofila

La clorofila no es sólo la encargada de darle el color verde a las hojas de las plantas, sino que también tiene importantes efectos sobre la salud. Este compuesto posee una estructura química  similar a la de la molécula de hemoglobina, con la diferencia de que en lugar de hierro, el átomo central de la clorofila es magnesio. Las autoridades sanitarias adjudican a esta sustancia numerosas cualidades que ofrecen grandes beneficios al organismo, entre las que se encuentran su capacidad de estimular al sistema inmune, normalizar los niveles de presión arterial, desintoxicar el hígado, eliminar hongos y reducir los niveles de colesterol.

Algunos autores le atribuyen adicionalmente otras propiedades, como contribuir a purificar la sangre y a eliminar las toxinas, estimular la formación y proteger la integridad de los glóbulos rojos (ayudando a prevenir o curar la anemia), favorecer la digestión, garantizar el buen estado de las encías y evitar la pérdida de piezas dentales, mejorar el estado de la piel, sobre todo en caso de padecer eczema o psoriasis, además de retardar el encanecimiento del cabello.

Beneficios

Son muchos les beneficios descritos en la literatura científica que acompañan al consumo de hierba de trigo de manera regular. Por sus propiedades antioxidantes, ayuda a prevenir la degeneración de las células del cuerpo y las protege de ataques de agentes tóxicos presentes en el organismo y/o en el ambiente que pueden provocar severas afecciones, entre ellas el cáncer. Algunos estudios indican que la ingesta de esta planta permite alcalinizar la sangre, lo que tiene un efecto inhibidor sobre las células cancerosas. Además, permite disminuír la proliferación de microorganismos patógenos.

Adicionalmente cuenta con compuestos que favorecen la regeneración de los tejidos, obteniendo notorias mejorías en afecciones como úlceras estomacales, abcesos, fístulas, quemaduras y lesiones superficiales de la piel. Su alto contenido de colina, una vitamina perteneciente al complejo B facilita el trabajo del hígado, favoreciendo la eliminación de los lípidos.

Ayuda además a reducir la frecuencia e intensidad de las migrañas, una afección caracterizada por fuertes dolores de cabeza que en muchos casos interfieren con las actividades cotidianas. Como el extracto de la hierba de trigo se digiere rápidamente, se logra alivio a los malestares causados por esta condición en poco tiempo.

Su contenido de fibra activa el tránsito intestinal, mejorando la digestión y la eliminación de toxinas, evitanto el estreñimiento u obstrucciones intestinales. El pasto de trigo está altamente recomendado como complemento para los regímenes de adelgazamiento pues aporta pocas calorías pero gran cantidad de nutrientres que permiten mantener el equilibrio del cuerpo, además de que la fibra, al enlentecer la digestión de los alimentos, proporciona una sensación de saciedad que evita que quien la ingiere sienta hambre entre comidas. Ayuda a fortalecer a órganos como el corazón y los pulmones mejorando la oxigenación y el adecuado transporte de nutrientes,

Todas las investigaciones y análisis realizados a esta planta coinciden en que ayuda a mejorar la calidad de vida y proporciona gran cantidad de energía a todo aquel que la consume. Los cambios son  notorios al poco tiempo de comenzar a ingerirla. Es un relago de la naturaleza para la salud.

Presentaciones de hierba de trigo

En la actualidad es posible obtener esta planta en diferentes presentaciones. Se expende comercialmente en forma de cápsulas contentivas de hierba de trigo pulverizada. También se comercializa en forma de cubos de hielo, que se agregan directamente en agua o en jugos.

Si se desea, puede cultivarse de manera muy sencilla en casa. Sólo se requiere dejar germinar, durante 2 o 3 días las semillas de trigo, cambiando por lo menos una vez al día el agua en las que se remojan. Transcurrido este tiempo se colocan los brotes en tierra, manteniéndose protegidos del sol. Cuando la planta alcanza los 10 o 15 cm de altura, se corta cerca de la raíz. Esta operación se puede realizar hasta 3 veces, luego de lo cual deberá comenzarse el proceso desde el principio. Las hierbas pueden guardarse refrigeradas en bolsas herméticas entre 1 semana y 10 días.

Para poder consumirla es necesario realizar una extracción de las sustancias contenidas en esta planta, para lo cual deben triturarse las hojas suavemente en un mortero. Puede agregarse un poco de agua para facilitar este proceso. Empleando una gasa o una tela limpia se exprimen las hierbas trituradas. Esta labor se simplifica si se utiliza un extractor de jugo.

El extracto obtenido puede ingerirse solo o integrado en un jugo. Se recomienda comenzar con pequeñas cantidades hasta que el organismo se acostumbre a sus efectos, ya que se han reportado algunos síntomas molestos (dolores de cabeza, náuseas y vómito) durante su consumo, producto del proceso de desintoxicación por el que atraviesa el cuerpo.   

Contraindicaciones

No se recomienda su consumo por parte de aquellas personas que están bajo tratamiento con anticoagulantes (como la warfarina), pues puede interactuar con estos medicamentos. Tampoco se aconseja ingerir la hierba directamente pues contiene grandes cantidades de fibra muy dificil de digerir, que puede provocar problemas en el tracto gastrointestinal.

No se recomienda su uso por parte de personas que sean tengan alergia al trigo o hipersensibilidad al gluten.

Dejar respuesta