Para qué sirve la Ranitidina

0
387
Usos de la Ranitidina

La ranitidina es un medicamento que integra el grupo de los llamados inhibidores de bomba de protones, que se emplean en el tratamiento de afecciones como el reflujo gastroesofágico, inflamación del esófago, ulceras gástricas y duodenales (así como la prevención de úlceras ocasionadas por el estrés o inducidas por los AINE) y Síndrome de Zollinger-Ellison. Su mecanismo de acción es la inhibición de la segregación de ácido en el estómago.

Reflujo gastroesofágico e inflamación del esófago

El reflujo gastroesofágico es una condición que se presenta cuando el contenido del estómago se devuelve por el tracto digestivo superior, causando irritación del esófago y acidez. Los síntomas de esta afección son acidez gástrica, dolor en el pecho, sensación de que los alimentos se quedan en el esófago y náuseas después de las comidas. En casos menos frecuentes puede presentarse regurgitación de los alimentos, hipo, irritación en las cuerdas vocales que puede causar ronquera, tos y dificultad para tragar. Una de las consecuencias del reflujo gastroesofágico es la inflamación del esófago (esofagitis), que presenta además dolor al deglutir.

Úlceras gástricas y duodenales

Una úlcera es una lesión, que dependiendo su ubicación puede encontrarse en el revestimiento del estómago (úlceras gástricas) o en la primera parte del intestino delgado (úlceras duodenales). Estas úlceras pueden perforarse y causar una hemorragia, por lo que es muy importante prestarles atención. Los principales síntomas incluyen: dolor o molestias en la boca del estómago, sensación de hambre o vacío poco tiempo después de haber comido, náuseas y sensación de llenura en el estómago.

Síndrome de Zollinger-Ellison

Es una afección causada por un tumor en el páncreas o en la parte superior del intestino delgado que causa un incremento en la secreción de ácido estomacal. Entre los síntomas de esta enfermedad se encuentran: dolor abdominal, diarrea y vómitos que en algunas ocasiones pueden estar acompañados de sangre.

Posología

La ranitidina se presenta en forma de tabletas y en soluciones inyectables. En el caso de las úlceras gastricas o duodenales generalmente se administra 2 veces al día y para reducir el reflujo gastroesofágico puede administrarse de 2 a 4 veces al día. En el caso de las soluciones inyectables suele aplicarse cada 6- 8 horas.

Contraindicaciones de la Ranitidina

No debe administrarse ranitidina en pacientes con hipersensibilidad a esta droga. Antes de comenzar el tratamiento debe descartarse la posibilidad de malignidad en las úlceras gástricas, pues su uso puede encubrir los síntomas de un carcinoma gástrico. Su uso durante el embarazo  y la lactancia debe hacerse en condiciones de extrema necesidad. Deben tomarse precauciones en caso de que el paciente tenga alguna afección renal, hepática o pulmonar crónica, así como diabetes. Puede interactuar con otros medicamentos, bien sea disminuyendo su acción (sales de hierro, ketoconazol e itraconazol), aumentando su concentración en plasma (como con la metformina), incrementando el riesgo de hemorragias (warfarina), o provocando depresión (interacción con triazolam).

Efectos Secundarios

Por lo general su administración no suele presentar reacciones adversas. Se han reportado algunos efectos poco frecuentes como diarreas, náuseas, vómitos, cefaleas y mareos, además de erupciones y escozor en la piel. También se han reportado fatiga, dolores musculares, piel y boca seca y sensación de aturdimiento.

Dejar respuesta