Para qué sirve el Minoxidil. Tratamiento de la alopecia.

0
290
Minoxidil para el tratamiento de la alopecia.

El minoxidil es un fármaco vasodilatador periférico, que actúa dilatando los vasos sanguíneos lo que incrementa el flujo de sangre, especialmente en las extremidades. Se utilizan en el tratamiento de la hipertensión bien sea solo o en combinación con otros medicamentos.

El minoxidil se prescribe además en forma tópica, para el tratamiento de la alopecia androgénica. Se desconoce el mecanismo de acción bajo esta presentación, pero se cree que incrementa el flujo de sangre como resultado de su acción vasodilatadora, lo que estimula a los folículos pilosos y provoca el crecimiento del cabello.

Alopecia androgénica

La alopecia androgénica (calvicie) es una condición crónica caracterizada por la pérdida progresiva del cabello debido al debilitamiento del folículo piloso. Este debilitamiento es ocasionado por la dihidrotestosterona, una hormona presente tanto en hombres como en mujeres pero en diferentes proporciones. Es una afección principalmente hereditaria, que aumenta su incidencia con la edad.

Cómo se toma el Minoxidil

Como tratamiento para la hipertensión, el minoxidil se prescribe en forma de tabletas que se administran 1 o 2 veces al día. Es absorbido rápidamente por el tracto gastrointestinal por lo que sus efectos se manifiestan aproximadamente a los 30 minutos de ingerido.

Como tratamiento para la alopecia androgénica, se utiliza aplicándo directamente la solución tópica sobre el área afectada, 1 o 2 veces al día, después de lavar el cabello.  No debe enjuagarse. Su uso se limita a pacientes con calvicie circunscrita a una pequeña región. El crecimiento de cabello nuevo se observa después de 3 o 4 meses de aplicación contínua.

Contraindicaciones

El minoxidil administrado por vía oral está contraindicado en pacientes con enfermedades cardíacas o afecciones cerebrovasculares. Tampoco debe administrarse a pacientes con feocromocitoma, ya que puede agravar los síntomas. Debe ser administrado con precaución en pacientes con insuficiencia renal.

No se recomienda su uso de este medicamento durante el embarazo, aunque su prescripción dependera del criterio médico al evaluar los beneficios vs. los riesgos. Este fármaco se excreta con la leche materna, por lo que tampoco se recomienda su administración durante la lactancia.

Se sugiere no combinar el minoxidol con otros fármacos, tales como diazoxide, nitroprusiato, guanetidina o nitratos. El tratamiento con estrógenos y antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden inhibir los efectos de este fármaco.

En el caso de la presentación tópica, al ser absorbido por la piel puede potenciar la acción de medicamentos beta bloqueantes (fármacos utilizados en el tratamiento de ciertas afecciones cardíacas). También está contraindicado su uso durante el embarazo y la lactancia. No debe utilizarse si la pérdida de cabello ocurre en una región extendida del cuero cabelludo, si no existen antecedentes de calvicie en la familia, ya que no funciona en casos en los que la pérdida de cabello se deba a problemas endocrinos, nutricionales o causados por daños en la piel como cicatrices o quemaduras. Tampoco debe emplearse si el cuero cabelludo está inflamado, rojo, irritado o adolorido o si se aplican otros medicamentos en el mismo. No debe colocarse en otras partes del cuerpo. Debe evitarse en contacto con los ojos.

Efectos Secundarios

Administrado por vía oral puede producir dolores de cabeza, retención de líquido, taquicardia, hipertricosis (aumento de vello) sobre todo en las sienes, entrecejo, brazos, piernas y cuero cabelludo. Su aplicación tópica puede provocar irritación, dermatitis, descamación y escozor.

 

Dejar respuesta