Para qué sirve correr. Entrenamiento para principiantes

0
335
Para qué sirve correr

¿Para qué sirve correr? No es una pregunta retórica y quizás muchos olvidamos su importancia con el paso de los años y las molestias que ocasionaba y es que quizá nunca nos estimularon adecuadamente para que nos gustara correr y eso es una pena, pues el correr sirve para poner en marcha nuestro sistema circulatorio y respiratorio además de otros beneficios que los runners disfrutan hoy en día.

¿Cómo correr bien?

Para correr bien necesitas:

Mover los brazos

El movimiento debe ser natural, no forzados. No trates de correr moviendo los brazos como si fueras alguna señora que camina para bajar el colesterol, no, esto sólo te provocará na lesión que te hará desistir.

Relaja los hombros

Lo importante al correr es enfocar nuestra energía en correr, el mantener los hombros altos o muy tensos consume energía y ocasiona lesiones.

Permanece recto

No te encorves al correr, contrario a lo que las películas muestran no te ves misteriosos ni sexy corriendo encorvado para que la sudadera te tape el rostro. El correr encorvado ocasiona tensiones en la espalda que pueden devenir en serias lesiones. Si hace viento y sientes la necesidad de encorvarte corre en casa o en el gimnasio.

Apoya los pies con suavidad en el suelo

No estás haciendo marchas forzadas, apoya el talón, la planta y a punta del pie con suavidad y en ese orden. Recuerda que tus pies son los primeros en absorber el impacto.

Respira adecuadamente

Debes respirar correctamente para mantener el ritmo de tu carrera y evitar el cansancio, para ello existen dos técnicas y ambas se basan en el ritmo de tus pies:

Respiración en ritmos fuertes

Si te exiges mucho al correr puedes respirar en una frecuencia  2:2, es decir, inhalar cada dos zancadas y exhalar cada dos.

Respiración para ritmos lentos

Si tu carrera es suave aplica una relación 3:3.

Debes respirar por la nariz y exhalar por la boca.

Si logras seguir esto entonces obtendrás una serie de beneficios:

Beneficios de correr bien

Practicar running correctamente te permite bajar de peso de forma natural y efectiva. De hecho, correr para adelgazar o para perder peso es una de las razones por las cuales las personas se atreven a probar este ejercicio. El correr es un ejercicio aeróbico que quema grasas al mantener un esfuerzo de larga duración pero de baja a mediana intensidad.

Puedes adelgazar al correr, pero si eres una persona con sobrepeso y tu estilo de vida ha sido sedentario por mucho tiempo lo mejor es comenzar de a poco y siempre después de haber visitado a un médico.

El correr elimina las grasas, el colesterol LDL y los triglicéridos, aumenta tu capacidad pulmonar y fortalece tu corazón, quién latirá a un ritmo menor cuando te encuentres en reposo pues contará con la fuerza necesaria para oxigenar todo tu cuerpo con menos latidos.

Correr en ayunas es una excelente manera para incrementar tu metabolismo, sólo asegúrate de llevar alguna bebida nutritiva contigo pues, tu cuerpo se encuentra falto de nutrientes. El correr en ayunas hace que el cuerpo deba depender de los depósitos de grasa y glucosa de tu organismo, permitiéndote adelgazar más rápido.

Correr por las mañanas, no necesariamente en ayunas, te permite enfrentar el día con energía y buen ánimo, sin entrés porque tu cuerpo se encontrará lleno de endorfinas. Procura correr en horas tempranas de la mañana para no verte afectado por los dañinos rayos UV.

Si corremos todos los días notaremos:

  • Una pérdida de peso considerable.
  • Mantenimiento de nuestro peso ideal.
  • Mejor salud cardiovascular.
  • Gran capacidad pulmonar.
  • Vitalidad.
  • Un sistema inmune fortalecido.
  • No padeceremos de insomnio.
  • Nuestro estrés se verá controlado.

Si decidimos correr en cinta obtendremos los mismos beneficios que al correr en el exterior, con el agregado que nos veremos menos expuestos a los elementos y a la contaminación (en ciudades con climas muy húmedos, lluviosos o fríos) y a cualquier consecuencia que puede tener la exposición en ciudades peligrosas.

El único efecto negativo de correr en cinta es que no desarrollarás los tendones laterales de los pies y el equilibrio. Esto puede ser negativo si piensas salir a correr a la calle pues no estarás habituado a moverte de forma lateral para evitar obstáculos.

Al correr rápido en distancias cortas obtendremos el beneficio agregado del desarrollo muscular al desarrollar un ejercicio anaeróbico. Las carreras de intervalos (cortas distancias-alta intensidad y largas distancias baja intensidad) son ideales para perder peso.

Plan de entrenamiento para principiantes

Si deseas empezar a correr lo primero que debes hacer es poner por escrito tus metas y buscar alguien que desee acompañarte en tu nueva actividad, de esa forma pueden apoyarse mutuamente.

Visita al médico y pide un chequeo completo, tu corazón debe estar en optimas condiciones y cualquier desbalance en su sangre debe ser corregido antes de empezar un plan de entrenamiento.

Puedes iniciar caminando por media hora cada día hasta lograr cierta capacidad aeróbica. Camina durante el horario en el que planeas correr, de esa forma te harás de una rutina.

Luego de dos semanas puedes caminar 20 minutos y trotar suavemente por 10 minutos, si no puedes trata de trotar cinco minutos y caminar 25 minutos, lo importante es que trotes sin detenerte.

Aumenta cinco minutos cada semana o cada dos semanas, recuerda que el límite lo pone tu cuerpo y tu mente.

Aplica la misma técnica cada vez que desees aumentar el tiempo de trote.

Planifica tu ruta de forma cuidadosa para encontrar ayuda cerca si algún accidente sucede. Si decides correr en el campo asegúrate que un familiar o amigo sepa a donde vas y cual es tu ruta.

¿Cómo hago para no cansarme al correr?

  • Descansa bien.
  • Aliméntate equilibradamente y realiza 5 ó 6 comidas al día.
  • Tus zapatillas no deben ser nuevas ni tampoco deben tener más de dos años. Las zapatillas con tres meses de uso son adecuadas para correr.
  • Practica. Entrenar te ayudará a ganar fondo para poder ir aumentando el tiempo y la intensidad, y cada vez el cansancio será menor y obtendrás mejores resultados.
  • Mantente hidratado.

Cuando tu cuerpo se habitúe a correr empezarás a perder menos calorías, esto es normal, puedes incrementar a distancia o el tiempo de tus carreras o complementarlas con carreras de intervalos.

Dejar respuesta